domingo, 26 de julio de 2015

Análisis en profundidad sobre la selección campeona de la Copa América 2015

Chile hizo una trayectoria excelente a lo largo de toda la Copa América 2015 y se proclamó merecidamente como campeona de esta competición. La selección chilena a lo largo de estos últimos años ha realizado varios progresos notables. Desde que Bielsa fue contratado como selección chilena, la roja de América (acabo de denominar a Chile como la roja de América para distinguirla de otra selección que también tiene el apodo de la roja como es España), adoptó una nueva identidad, un nuevo estilo de juego y una mentalidad ganadora que pocas veces había tenido a lo largo de su historia. Con el seleccionador argentino, Chile se clasificó para el mundial del año 2010 y llegó hasta los octavos de final. 4 años después, Chile volvió realizar la misma trayectoria que hizo en el mundial 2010, teniendo a Sampaoli como seleccionador en el mundial de Brasil. En ese campeonato, Chile fue el verdugo de la vigente selección campeona de ese torneo como era España lo cual tuvo un gran mérito ya que España llegaba a ese evento después de haber sido la selección más exitosa de los últimos años tras haber ganado 2 Eurocopas y un Mundial. En los octavos de final, Chile se volvió a encontrar con Brasil en esas instancias y perdió en la tanda de penaltis tras ofrecer un nivel competitivo bastante alto. Pero en esta Copa América a Sampaoli le llegó la oportunidad de superar lo que Bielsa hizo como seleccionador de la roja de América. En la fase de grupos de la Copa América 2015, Chile mostró un dominio abrumador en el partido inaugural ante Ecuador que lo ganó por 2 a 0 y en la goleada que le hizo a Bolivia por 5 a 0 en el último partido. El partido más difícil de esta fase de grupos, lo diputó ante México en la segunda jornada. Chile aprovechó bastante bien los errores defensivos de México, pero el tri se mostró como un equipo contragolpeador y gracias a eso, aprovecho el potencial ofensivo de Raúl Jiménez y Vuoso para que este encuentro acabase en tablas. En cuartos de final, la selección chilena, se encontró con Uruguay, en un partido que Chile lo dominó claramente desde el inicio hasta el final. La selección charrúa mostró una imagen pobre, a pesar de que en la primera parte su zaga se mostró compacta y bien organizada. Pero Mauricio Isla, fue capaz de romper la solidez defensiva de Uruguay con un tanto en los minutos finales. En semifinales, a Chile le esperaba Perú. La selección peruana le plantó cara a los chilenos a pesar de que la selección de Sampaoli era la favorita y se mostró como un equipo sólido. La expulsión de Zambrano mermó bastante el nivel defensivo de Perú. Posiblemente si Zambrano no hubiese hecho la falta que hizo en el minuto 20 y que le valió la expulsión en este encuentro, a lo mejor Perú pudo haber tenido mejor suerte. Pero a pesar de este hecho, no hay que infravalorar la buena actuación de Chile, que gracias a un futbolista que estuvo muy inspirado aquel día como es Eduardo Vargas fue un justo vencedor del encuentro. En la final, se enfrentaron las 2 mejores selecciones del campeonato, Argentina y Chile. Fue un partido muy difícil para ambas selecciones, en el que los zagueros y los mediocampistas defensivos de Chile y Argentina, no estuvieron dispuestos a dar ninguna facilidad a los mediocampistas creativos y delanteros rivales. Al final, la tanda de penaltis coronó a Chile como campeona del evento futbolístico.

Chile está viviendo un momento muy dulce en la actualidad. Bastantes periodistas que tienen mucho sentido común, afirman que esta generación de futbolistas chilenos es la mejor de la historia. Lo cierto es que esta afirmación tiene mucha razón a pesar de que existieron algunas  buenas generaciones de futbolistas chilenos en las que estuvieron grandes futbolistas como Iván Zamorano, Marcelo Salas, Carlos Caszely y Humberto Suazo.
La selección chilena a lo largo de la Copa América 2015, se ha caracterizado por ser una selección a la que le gusta tener la posesión del balón. También, Chile es una selección que tiene buenas transiciones defensa-ataque de larga duración, ataca bien por los 2 lados, sabe hacer un buen uso de la verticalidad y mueve la pelota basta bien de forma horizontal. Además, la selección chilena es una selección que no se desordena de forma táctica. Sus dos zagueros centrales, Medel y Jara, saben posicionarse bastante bien. Gracias a su solidez en defensa, Chile tan sólo ha encajado 4 goles en 6 partidos. También, la roja de América ha mostrado un gran potencial en ataque con 13 tantos en 6 duelos. Posiblemente, el punto débil de esta selección, es que sus dos defensas laterales no son tan sólidos como sus defensas centrales en las tareas defensivas. Además, ambos defensas laterales sufren un poco en las transiciones ataque-defensa.
Jorge Sampaoli desde los cuartos de final hasta la final ha optado por utilizar el sistema táctico 4-3-1-2. El once titular ideal de Chile está formado por Bravo en la portería, Medel y Jara en el centro de la zaga, Mena y Mauricio Isla actuando como defensas laterales; Díaz, Aránguiz y Vidal en el centro del campo; Valdivia haciendo de enganche y un dúo de delanteros compuestos por Alexis Sánchez y Eduardo Vargas.


Bravo ha mostrado una gran serenidad en todos sus partidos. El exguardameta txuri urdin ha hecho gala de una gran agilidad en todas las paradas que ha realizado. En la final, fue un futbolista clave en la tanda de penaltis, al detener un penalti de Banega y en la primera parte, ya que en este periodo de tiempo le paró un remate de cabeza a Agüero.
Medel ha sido el gran líder de la zaga chilena. A lo largo de todo el torneo ha mostrado una buena contundencia en las labores defensivas. En la gran final, fue uno de los mejores futbolistas de este encuentro.
Jara es un defensa versátil, rara vez suele complicarse la existencia cuando suele tener la pelota y hace buenos marcajes. En el duelo de semifinales, Jara no pudo jugar y mereció no jugarlo después de su repugnante e indecente actitud en el duelo de cuartos de final. En el partido de semifinales, Chile sufrió bastante con Perú y sobretodo con las incursiones de Guerrero. Posiblemente, si Jara hubiese jugado Chile no hubiese sufrido tanto.
Mena, es un defensa lateral que ha ofrecido un buen rendimiento en los partidos que ha jugado en esta Copa América.
Mauricio Isla, es un futbolista que juega como defensa lateral derecho y es un jugador al que le gusta mucho incorporarse al ataque. Ante Ecuador, hizo un partido fantástico ya que Chile tuvo mucha profundidad por la banda diestra siempre que Isla se internaba por esa banda. Mauricio Isla lleva muchos años rindiendo a un buen nivel en la Serie A. Su etapa como futbolista del Udinese Calcio fue fantástica y ahora está en el mejor equipo del fútbol italiano que es la Juventus de Turín.
Marcelo Díaz, ha ofrecido un rendimiento extraordinario en la Copa América 2015. Díaz es un mediocampista muy completo que sabe actuar bien en las labores defensivas, tiene una buena capacidad de creatividad, es un buen lanzador de faltas y sabe organizar bien el juego. Este mediocampista es una pieza clave dentro del Hamburgo y estuvo en la filas de la U de Chile, allí coincidió con Sampaoli y Vargas cuando este equipo logró la Copa Sudamericana en 2011.
Charles Aránguiz ha hecho un gran campeonato. Posiblemente sus 2 mejores actuaciones de este torneo las realizó ante Argentina y Bolivia. Aránguiz realiza un trabajo sublime en el centro del campo y es un pilar fundamental en el medio del campo chileno.
Arturo Vidal, arrancó con buen pie el torneo siendo un futbolista clave en el duelo inaugural. Ante México, Vidal también jugo bien y realizó 2 tantos ante el tri. Pero después de ese encuentro, sucedió un hecho que lo protagonizó este futbolista fuera del terreno de juego. Vidal, iba conduciendo su Ferrari en medio de una autopista chilena y él conducía este coche estando ebrio. El futbolista del Bayern de Munich sufrió un accidente y se rumoreó con la posibilidad de que Jorge Sanpaoli le echará fuera de la convocatoria. Al final, Sampaoli, no echó fuera de la convocatoria a Vidal ya que era consciente de la importancia que tiene el exfutbolista de la Juventus dentro de la roja de América. Es de suponer que a Vidal le afectó anímicamente esta accidente, ya que en los partidos que disputó Vidal tras este incidente rindió por debajo de lo que lo hizo en los 2 primeros partidos excepto en la final. En el duelo ante Argentina, este jugador que tiene una trayectoria futbolística intachable, fue uno de los mejores futbolistas de Chile.
Jorge Valdivia es el mediapunta titular de Chile. En mi modesta opinión, Valdivia ha sido el mejor futbolista de la Copa América 2015 y es el jugador que más calidad tiene dentro de la plantilla de la selección chilena. Este mediapunta chileno tiene una excelente visión de juego, es determinante cuando está situado en la zona de ¾ del terreno de juego y es el futbolista chileno más creativo dentro de la selección.
Eduardo Vargas ha mostrado un nivel extremadamente bueno a lo largo de la Copa América 2015. Ante, Perú no sólo hizo su mejor actuación de este torneo sino también realizó su mejor actuación de la temporada 2014/15.  Vargas destaca por ser un futbolista determinante en las tareas ofensivas, que aporta verticalidad al juego de su equipo y por ser muy desequilibrante.
Alexis Sánchez a lo largo de la temporada 2014/15 ha sido un futbolista imprescindible en la exitosa temporada que ha realizado el Arsenal. El club gunner ha ganado la FA Cup por segundo año consecutivo y ha logrado la mejor posición clasificatoria en la Premier League desde la temporada 2011/2012. Sánchez ha sido pieza clave en los éxitos del Arsenal y ha hecho un gran desgaste físico. Como consecuencia de este desgaste físico, Alexis Sánchez ha rendido por debajo de lo esperado en esta Copa América, aunque ante Argentina jugó bien. De hecho, el exfutbolista del Udinese Calcio fue uno de los atacantes chilenos que más problemas le creó a la zaga argentina. Sánchez en la tanda de penaltis fue el protagonista del mejor momento de la historia del fútbol chileno, cuando marcó de forma extraordinaria el último penalti de la tanda de penaltis y gracias a esto, entre muchos otros hechos, Chile se proclamó campeona de América.
A parte de los titulares, también hay que destacar el papel que han tenido otros futbolistas como Matias Fernández, David Pizarro y Miiko Albornoz.
Matias Fernández en los pocos minutos que disputó en la Copa América ha ofrecido un rendimiento espléndido. “Matigol” destaca por ser un futbolista muy técnico y este exfutbolista del Villarreal, ha jugado muy bien a lo largo de la temporada 2014/15, en los partidos que ha jugado con la Fiorentina.
Pizarro es un mediocampista que ha jugado bien cuando ha salido de suplente y es un futbolista muy bueno.
Albornoz ha jugado varios partidos de titular en la zaga chilena y ha mostrado un buen rendimiento en la Copa América 2015.
Esta conquista de la Copa América 2015, ha significado la culminación de un gran trabajo que la selección chilena lleva haciendo desde hace mucho tiempo. La reputación de Jorge Sampaoli ha salido muy reforzada tras la disputa de este torneo y ahora mismo está siendo uno de los entrenadores que más admiración está causando en la prensa internacional, a pesar de que ha recibido numerosas críticas por su decisión de no echar a Vidal fuera de la convocatoria de la selección chilena después del accidente. Pero, Sampaoli al igual que hizo en la Copa Sudamericana 2011, ha hecho gala de un buen planteamiento táctico en todos sus partidos y de una mentalidad ganadora que ha sabido inculcarla a sus futbolistas. Este señor es un entrenador que en sus tácticas y en algunos de sus planteamientos tácticos presenta muchas similitudes con Marcelo Bielsa. Jorge Sampaoli, va ser un entrenador que va a dar mucho que hablar en los próximos años. De momento, este argentino es un técnico que ha hecho historia con la selección chilena.

domingo, 5 de julio de 2015

Chile logra su primera Copa América


Tal y como se esperaba, el duelo entre Argentina y Chile nos deparó un choque muy reñido. La prueba de la gran igualdad que hubo entre ambas fue el resultado final de 0 a 0, tras la disputa de las 2 partes y de la prórroga. Este resultado se debe más al mérito del trabajo de los defensas y los porteros de ambas selecciones que al demérito de la labor de los atacantes. Es curioso que lo que parecía que era el punto débil de ambas selecciones a lo largo de este torneo que es la defensa, acabará siendo el punto fuerte de ambas en la final. El árbitro de este encuentro fue el colombiano Wilmar Roldán quien tiene una buena reputación y ayer tuvo mucho trabajo ya que ambas selecciones realizaron demasiadas faltas en muchos tramos de este partido.

Chile salió con un 4-3-1-2, en el que estaban Bravo en la portería, Medel y Silva en el centro de la zaga, Beausejour e Isla como defensas laterales; Diaz, Aránguiz, Vidal y Valdivia en el medio del campo y Vargas y Sánchez como arietes. En cambio, Argentina uso el sistema táctico 4-3-3, en el que estaba Romero en la portería, Demichelis y Otamendi en el centro de la zaga, Rojo y Zabaleta como defensas laterales, Biglia, Mascherano y Pastore en el medio del campo, Di Maria como extremo izquierdo, Messi como extremo derecho y arriba para el gol, Agüero.

En el inicio del encuentro, Chile comenzó con mucha motivación y muchas ganas de dominar la posesión del balón. En cambio, Argentina presionaba varias veces la salida del balón de Chile. En los primeros 10 minutos, Chile protagonizaba las primeras ocasiones del encuentro. También, la selección chilena presionaba desde muy arriba. En los primeros 14 minutos, Vidal se mostraba muy activo en ataque, ofreciendo varias asistencias. El defensa lateral, Beausejour, de vez en cuando, tendía mucho a subir al ataque por la banda izquierda y se mostró como un futbolista de tendencia ofensiva. Argentina no le atacó a Chile por la banda en la que estaba situado Beausejour, lo cual no fue bueno para la selección argentina ya que podría haber ganado bastante profundidad por esa banda en las transiciones ataque-defensa de Chile que era cuando a Beausejour le costaba volver a su banda. En el minuto 29, Argentina, perdía a uno de sus futbolistas más importantes en su ataque. Di Maria se veía obligado a abandonar el terreno de juego por culpa de unas molestias musculares y entraba Lavezzi. El exfutbolista del Napoles, se mostró como un futbolista muy participativo en las acciones ofensivas de su equipo, que supo profundizar bien por la banda izquierda. En el tramo final de la primera parte, el ritmo del partido se vio muy ralentizado por culpa de las numerosas faltas que se producían por parte de ambos bandos y demostraban la enorme rivalidad que hay entre ambas selecciones. Sánchez en la primera parte, fue uno de los futbolistas más peligrosos de Chile en la fase ofensiva y estuvo muy activo en las jugadas ofensivas de su equipo. También, en la primera parte, se empezó a notar la buena organización defensiva de Chile. Esto fue una constante a lo largo de todo el encuentro y una de las mejores bazas de la selección chilena, que se produjo gracias al liderazgo de Medel. En cambio, el otro defensa central chileno, Silva, no hizo un buen partido, realizó numerosas faltas y erró varios pases. Bravo con sus paradas dio una buena sensación de fiabilidad bajo palos. Javier Pastore en esta primera parte se mostró como uno de los jugadores de Argentina, más destacables con su buena creatividad y sus buenos pases.
En la segunda parte ambas selecciones quisieron mostrarse fieles a sus estilos de juego y siempre realizaron pases en corto. A lo largo de esta segunda parte, se vio un protagonismo casi escaso del atacante chileno Eduardo Vargas y una enorme presencia de su compañero Alexis Sánchez en la fase ofensiva. Por parte de Argentina, el zaguero Otamendi realizo muchas entradas exitosas e interceptó numerosos pases. Su buena labor junto a la de Mascherano, quien partido tras partido siempre se muestra como un jugador regular y solido en las tareas defensivas, permitieron que se viese una versión de la selección argentina muy compacta que por momentos recordó a la que se vio en el Mundial 2014. En el minuto 74, se produjeron dos cambios en ambos conjuntos que fueron entendibles. El primero se hizo en la selección ambiceleste por mediación del cual se iba Agüero y entraba Higuain. Agüero tuvo un partido gris y frustrante, en el que no tuvo protagonismo e Higuain, tuvo la ocasión más clara de Argentina en esta final en el último tramo de la segunda mitad. Y el último se produjo en el bando del representativo chileno, mediante el cual Matias Fernández entraba en sustitución de Valdivia. Jorge Valdivia no tuvo presencia en el partido y esto se produjo a lo largo del partido debido a que los defensas argentinas eran conscientes del buen nivel del mediapunta chileno, así que no pararon de frenarle a base de presionarle y de hacerle numerosas faltas.

En la prórroga, la selección chilena sabía que quedaba muy poco tiempo, confió mucho en la velocidad de Sánchez en la fase ofensiva y por tanto se mostró como un equipo más directo en este tramo en comparación con los 2 primeros periodos. Gracias a esto, Chile creó más ocasiones que su rival. Aránguiz fue uno de los chilenos más destacables en esta prórroga.

Se llegó a la tanda de penaltis y en estas instancias Chile se coronó como campeona de la Copa América. Higuain mandó fuera un penalti y Bravo detuvo un penalti de Banega. Alexis Sánchez se consagró como el héroe de Chile al transformar el último penal de esta tanda de penaltis. Lo cierto es que viendo el buen rendimiento de Sánchez en este partido, el futbolista del Arsenal, mereció tener tal consagración. De nuevo, Argentina se quedó muy cerca de lograr un título de selecciones. La selección ambiceleste realizó una buena trayectoria en este torneo y quizás mereció mejor suerte. Argentina debe de continuar con el proyecto actual que tiene, ya que si sigue por este camino seguramente tendrá la recompensa que merece. El año que viene, habrá otra edición de la Copa América que será especial, estará organizada de forma conjunta por la CONMEBOL y la CONCACAF  y con la que se conmemorara el centenario de la CONMEBOL. Bien es cierto que la Copa América, es una competición que se celebra cada 4 años, pero la Conmebol ha querido hacer una excepción a esta regla y el año que viene Argentina tendrá una nueva oportunidad de poder ganar la Copa América. La selección albiceleste lleva desde 1993 sin ganar la Copa América y querrá de todas las formas posibles romper esta sequía.

jueves, 2 de julio de 2015

La previa de la final de la Copa América 2015


Tras varias semanas interesantes de competición, llegó la gran final de la Copa América 2015, que la van a disputar las 2 selecciones que mejor han sabido jugar al fútbol a lo largo de este campeonato, que son Chile y Argentina. Este partido se disputara el sábado día 4 de julio a las 22:00 (Central European Time). Ambas selecciones llegan después de derrotar de forma clara a Perú y Paraguay respectivamente, en las semifinales. En sus respectivos duelos de semifinales, Chile y Argentina rindieron a un nivel excepcional.

Parece ser que este será un duelo bastante parejo y reñido, en el que no hay un favorito claro. Argentina es la selección más fuerte, pero Chile cuenta con el factor campo a su favor. Pase lo que pase, en la final del sábado, una de las 2 selecciones hará historia en el palmarés de la Copa América, ya que si Argentina la gana, compartirá junto a Uruguay el primer lugar de la tabla clasificatoria de ganadores del título de la Copa América. En cambio, si Chile, gana esta final, este hecho supondrá la primera vez que la selección chilena logra la Copa América.

Los 2 seleccionadores, Martino y Sampaoli, no utilizan el mismo sistema táctico. El seleccionador de Argentina utiliza un 4-3-3, mientras que el seleccionador de Chile utiliza un 4-3-1-2.

Uno de los asuntos que más determinaran el guión del partido es saber que selección dominará la posesión del balón. Gerardo Martino y Jorge Sampaoli, en estos últimos años, se han caracterizado por ser 2 entrenadores a los que les gusta que su equipo tenga siempre la posesión del balón y nunca suelen utilizar un estilo de juego conservador en sus partidos. Por tanto, ambas selecciones intentaran tener la posesión, se verá una batalla reñida en el medio del campo por saber cuál de las 2 selecciones logra esto y la selección que logre ganar esta batalla tendrá muchas posibilidades de ganar la final. En pos de lograr esto, Argentina confiará en la creatividad de Lucas Biglia y Javier Pastore, quienes estarán escoltados por el mediocampista de contención, Javier Mascherano, quien robará balones en el medio del campo y les suministrara a ambos los balones que él recupere a favor de la selección argentina, mientras que Chile se encomendará a la labor que hagan Díaz, el stopper Aranguiz, Arturo Vidal y el genial mediapunta, Jorge Valdivia en el centro del campo.

También será determinante el rendimiento que ofrezcan los atacantes de ambas selecciones en este encuentro. A lo largo de este campeonato, ambas selecciones han hecho gala de una gran efectividad goleadora. En este aspecto del juego, Argentina llega en un momento muy dulce. En el duelo de semifinales, Argentina le hizo 6 goles a Paraguay. La selección ambiceleste juega con un ataque en el que están Agüero actuando como 9 de referencia, Di Maria como extremo izquierdo y Messi como extremo derecho. El “Kun” Agüero, es un delantero que es muy habilidoso a la hora de mover el balón, desequilibrante y en esta Copa América 2015, lleva anotados 3 goles en 5 partidos. Angel Di Maria, en el duelo de semifinales rindió a un buen nivel, fue uno de los futbolistas más determinantes de la selección ambiceleste en el Mundial 2014 y quiere finalizar la Copa América 2015 de buena forma, para poder resarcirse de una temporada como la actual que ha sido irregular para este futbolista. Con respecto a Lionel Messi, se espera que él sea el gran líder del ataque argentino, es el gran referente de Argentina en este apartado y en semifinales, fue determinante con sus tres asistencias de gol. En cambio, Chile cuenta con 2 delanteros como Alexis Sánchez y Eduardo Vargas. Sánchez ha ofrecido un gran rendimiento en la Premier League 2014/15, pero en esta Copa América 2015, está rindiendo por debajo de lo que ha rendido a lo largo de esta temporada con el Arsenal, pero a pesar de esto, Sánchez es uno de los grandes referentes de la selección chilena. El caso de Eduardo Vargas es opuesto al de Sánchez. El exfutbolista del Valencia, ha tenido un rendimiento discreto en la Premier League 2014/15. En esta competición liguera, era un futbolista secundario en el Queens Park Rangers que es uno de los 3 equipos que han acabado descendiendo a The Championship. Pero, en esta Copa América está siendo uno de los hombres más destacables de esta competición. Vargas fue determinante en el duelo de semifinales entre Perú y Chile con los 2 tantos que le hizo al representativo peruano.

Otro factor que puede determinar el destino del partido es el rendimiento que ofrezcan los zagueros de ambas selecciones. Este es el punto débil de Argentina, ya que desde la llegada de Martino se ha perdido un poco la contundencia que mostraba la selección ambiceleste en las tareas defensivas durante la era Sabella. A pesar de esto, la selección argentina cuenta con un guardameta muy seguro como Sergio Romero, un zaguero como Garay que lleva rindiendo a un nivel excelente durante estos últimos 3 años, un defensa central como Otamendi que ha hecho una gran temporada con el Valencia y a dos de los mejores defensas laterales del mundo como son Zabaleta y Marcos Rojo. Chile es otra selección que tiene como punto débil a su defensa. Rojas es posiblemente su defensa central menos fiable ya que es un defensa central al que le falta ser veloz y tener poderío en el juego aéreo. Medel es su defensor más destacable en el centro de la zaga. Isla es un defensa lateral que también es destacable y el zaguero lateral Miiko Albornoz, no ofreció un buen rendimiento en el duelo entre Chile y Perú, de hecho fue sustituido en el minuto 46. Con esta defensa poco segura, la presencia de un guardameta del buen nivel de Claudio Bravo es fundamental. Bravo fue durante mucho tiempo un futbolista imprescindible en la Real Sociedad. Este club vasco, logró la cuarta plaza de la clasificación de la Liga Española en la temporada 2012/13 y para lograr este objetivo, Bravo fue importante con sus extraordinarias paradas que salvaron muchos puntos al conjunto txuri urdin en numerosas ocasiones. Tras su marcha al Fútbol Club Barcelona, su ausencia en el conjunto guipuzcoano se ha notado bastante a lo largo de esta temporada, ya que Zubikarai fue incapaz de alcanzar su buen nivel a lo largo de esta temporada, pero parece que la presencia del portero argentino Rulli en la titularidad ha ayudado a que los txurri urdines hayan acabado olvidando esta ausencia.

En definitiva, el sábado se disputará un enorme partido que seguramente será un buen espectáculo y deparará buenas emociones. Argentina tiene la posibilidad de demostrar de nuevo, que es la mejor selección americana de la actualidad, tal y como quedo patente en el Mundial 2014. Pero, Chile a lo largo de este campeonato, ha aguantado pocas dificultades en toda la competición y ha mostrado un dominio abrumador en todos sus encuentros.
Fuente de la imagen: http://www.laprensa.hn/

miércoles, 1 de julio de 2015

Argentina arrolla a Paraguay




Hace algunas horas, se disputó este interesante duelo entre 2 de las selecciones más competitivas de Sudamérica. Parecía que iba a ser un choque muy igualado pero al final esto no fue así y fue dominado claramente por Argentina. Gerardo Martino, el DT argentino optó por utilizar la formación táctica 4-3-3 y alineó a Romero en la portería, a Otamendi y Demichelis en el centro de de la defensa, a Rojo y Zabaleta como defensas laterales; Mascherano, Biglia y Pastore en el medio del campo; Di Maria como extremo izquierdo; Messi como extremo derecho y Agüero como ariete. En cambio, Ramón Díaz el seleccionador de Paraguay utilizó el 4-4-2 como formación táctica y alineó a Villar en la portería, a Da Silva y Aguilar en el centro de la zaga, Bruno Valdez y Piris como defensas laterales; Victor Cáceres y Ortiz en el doble pivote; los desequilibrantes Derlis González y Edgar Benítez por las bandas; y a Haedo Valdez y Santa Cruz como delanteros centros.

Desde el comienzo, quedó claro que tipo de estilo de juego querían practicar ambas selecciones. Argentina intentaría ser la selección que dominaría la posesión del balón y la que quería llevar la iniciativa del partido, mientras que Paraguay iba a optar por ser una selección pragmática, directa, que intentaría dar un uso útil a sus contragolpes y haría una presión alta a su rival.

Paraguay en los primeros 10 minutos realizó algunos aproximamientos a la meta rival y Haedo Valdez se destacaba como uno de los hombres más importantes en el ataque paraguayo. Hubo un detalle curioso que llamó un poco la atención y fue la ubicación que a veces tenía Messi, cuando Argentina movía el balón. Messi a pesar de ser un extremo derecho a veces se ubicaba por el centro y en esta circunstancia dejaba el carril diestro libre para su compañero Pablo Zabaleta en pos de que él pudiera crear alguna superioridad por esa banda. Precisamente, fue el mencionado Messi uno de los 2 protagonistas principales del primer tanto de la selección albiceleste que se produjo a los 15 minutos. El futbolista del Barcelona, aprovecha una falta para realizar un centro que lo remató Rojo y el actual jugador del Manchester United se encargó de inaugurar el marcador.

En el minuto 26, uno de los mejores futbolistas paraguayos como es el habilidoso Derlis González empezó a sentir algunas molestias musculares y el seleccionador de Paraguay, se vió obligado a hacer la primera sustitución, en la que entró Raúl Bobadilla en sustitución de González. La salida de González, mermó bastante a la fase ofensiva de Paraguay ya que González, es un futbolista que desequilibra con sutileza a los zagueros rivales y Bobadilla no es tan desequilibrante como Derlis González. Justo después de que se hiciera esta sustitución, Argentina anotaba su segundo tanto del encuentro. Messi le ofreció una asistencia sublime a Pastore quien con un disparo con la pierna diestra hacia el 2 a 0 en el marcador. El actual jugador del PSG, merecía anotar ese gol porque Javier Pastore se mostró  como uno de los jugadores de tendencia ofensiva más importantes de Argentina. El futbolista argentino del PSG, realizó alguna ocasión peligrosa de gol antes de anotar este tanto y es un jugador que normalmente le pone un poco de pausa al juego de su selección cuando mueve el balón. Estos 2 últimos sucesos de este encuentro supusieron un jarro de agua fría para la selección guaraní ya que parecía que todo se ponía cuesta arriba para los paraguayos. Argentina no atacó excesivamente a Paraguay en los primeros 27 minutos pero supo rentabilizar muy bien sus ocasiones de gol.

Paraguay estaba viviendo unos minutos de pesadilla ya que pocos instantes después de la lesión de González y del segundo tanto del partido, se acumuló otro infortunio para los guaranís cuando el ariete Santa Cruz notaba unas molestias musculares que le obligaban a no seguir jugando. Ramón Díaz, hizo sus 2 primeras sustituciones en apenas 3 minutos. En su segunda sustitución, Barrios reemplazaba al lesionado Santa Cruz.

A pesar de las adversidades que sufrieron los guaranís en esta primera parte, fueron capaces de recortar distancias en el minuto 41, cuando supieron aprovechar un mal despeje de Otamendi que cabecea el defensa lateral Bruno Valdez para que posteriormente le llegue el balón a Lucas Barrios, quién dio un poco de esperanzas a los aficionados guaranís, haciendo el 2 a 1 en el marcador.

Argentina arrancó de buena forma la segunda parte. Nada más arrancar el segundo periodo de tiempo la selección albiceleste hace una buena jugada colectiva en la que Pastore le hace una buena asistencia a Di María quién se encargó de hacer el 3 a 1. Argentina siguió con su vendaval de fútbol ofensivo y en el minuto 53, se aprovechó de un error defensivo de Paraguay en el sector guaraní del campo, para montar un contragolpe rápido dirigido por Messi, que acaba en el segundo gol de Di María y por consiguiente, en el tanto que supone el 4 a 1 en el marcador.

En el minuto 55, Ramón Díaz decide realizar la última sustitución que podía hacer en todo lo que quedaba de partido. Oscar Romero entraba por Haedo Valdez. Romero entraba para aportar bastante dinamismo al ataque de su equipo y salía el exfutbolista del Hércules de Alicante, Haedo Valdez quién no tuvo una participación relevante en este duelo.

En el minuto 73, Argentina era muy superior a su rival y tenía el partido totalmente dominado. Por tanto, Gerardo Martino decidió darle un descanso a Javier Pastore, quién estaba jugando de forma sublime en este partido, para que el exfutbolista de Huracán, llegue en buena forma a la final ante Chile y le sustituyó Éver Banega. También otro futbolista importante al que decidió darle un descanso el seleccionador Martino fue el mediocampista de contención Javier Mascherano, quien fue sustituido por Gago en el 77´.

Argentina siguió demostrando su gran potencial en el ataque y a falta de 10 minutos para la conclusión del partido, Agüero remató de cabeza un centro de Di María para anotar el quinto tanto del encuentro. De esta forma, Agüero dejaba su huella en las estadísticas goleadoras de Argentina en este encuentro antes de irse sustituido por Higuaín. A pesar de la marcha del 9 titular argentino, siguió el festival de goles en la ciudad chilena de Concepción e Higuaín se encargaba de anotar el 6 a 1 definitivo en el marcador tras aprovechar una asistencia de Messi. El delantero del Napolés, nada más entrar en el terreno de juego y en el primer balón que tocó, tardó muy pocos segundos en sentir la agradable sensación de anotar un gol, esa que tantas veces ha sentido a lo largo de su buena trayectoria como goleador.

Al final, la selección albiceleste ganó con contundencia a la selección guaraní. Sin lugar a dudas, este partido se lo mereció la selección de Martino, que estuvo mucho mejor en la segunda parte que en la primera y en cambio su rival estuvo a merced de lo que hacía Argentina. En otros partidos a Argentina le faltó un poco de pegada, pero en este partido ante Paraguay ofreció una verdadera exhibición de efectividad goleadora. Los 3 atacantes argentinos más destacables fueron Pastore, Di María y Messi. Pastore ofreció asistencias de mucho nivel, Di María fue un puñal por la banda izquierda, hizo un doblete y ofreció un asistencia de gol. Con respecto a Messi aunque no marcó, se mostró muy presente en el ataque argentino sobretodo en la segunda parte y ofreció 3 asistencias de gol que fueron vitales para la victoria de su equipo. En el medio del campo argentino, Biglia, a pesar de que no llamó mucho la atención, ofreció buenos pases y creó algunas jugadas ofensivas muy buenas para su equipo. En la final, a Argentina le espera Chile en un partido que será muy reñido y en el que cualquier cosa puede ocurrir.
Fuente de la imagen: elimpulso.com